Esta página contiene información para adultos

  • Facebook App Icon
  • Twitter App Icon
  • Pinterest Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Instagram Social Icon

¿Qué dice la OMS sobre la PrEP?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS),  se define a la PrEP como el uso de una medicación antirretroviral para prevenir la adquisición de infección por VIH en personas no infectadas. La PrEP se puede tomar por vía oral, utilizando un fármaco antirretroviral disponible para el tratamiento de la infección por VIH (tenofovir más emtricitabina) o tópicamente como un gel vaginal que contiene tenofovir. La eficacia de la PrEP oral se ha demostrado en cuatro ensayos controlados aleatorios y es alta cuando el fármaco se utiliza según las indicaciones.

En 2014, la OMS recomendó ofrecer la PrEP a hombres que tienen relaciones sexuales con Hombres (HSH). Sobre la base de nuevas pruebas de la eficacia y la aceptabilidad de la PrEP, la OMS ha ampliado la recomendación para incluir a todos los grupos de población en riesgo sustancial de infección por VIH.

A partir de septiembre de 2015, la OMS recomienda que se ofrezca la PrE a la gente con riesgo sustancial de infección por VIH, como una opción de prevención adicional, como parte de una prevención integral o combinada.

La oferta de PrEP debería ser una prioridad para las poblaciones con una mayor incidencia de VIH. La PrEP debe ser una opción de prevención adicional en un paquete integral de servicios que también incluye pruebas de VIH, consejería, condones masculinos y femeninos, lubricantes, tratamiento antirretroviral para las parejas negativas en una relación con una personas positiva, la circuncisión masculina voluntaria y intervenciones de reducción de daños para personas que consumen drogas.

Se han realizado doce ensayos sobre la eficacia de la PrEP oral entre parejas serodiscordantes, hombres heterosexuales, mujeres, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, personas que se inyectan drogas y mujeres transexuales. Cuando la adherencia ha sido alta (o la toma según se ha indicado), se han alcanzado niveles significativos de eficacia, lo que demuestra el valor de esta intervención como parte de los enfoques de prevención combinada.

La OMS elaboró ​​directrices consolidadas de uso de la PrEP que incluyeron a las personas que hemos mencionado arriba. En esas directrices, la PrEP fue fuertemente recomendada para hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

 

Esta nueva recomendación sustituye a las recomendaciones anteriores de la OMS sobre la PrEP y permite considerar la oferta de PrEP para las personas que corren el riesgo de contraer el VIH, en vez de limitar la recomendación a poblaciones específicas. La nueva recomendación permitirá que una gama más amplia de poblaciones el beneficiarse de esta opción de prevención adicional. También permite que la oferta de la PrEP se base en la evaluación individual y auto-percibida del riesgo, en lugar de la asignación a un “grupo en riesgo”, y tiene la intención de fomentar su implementación en los países, decisiones que deben estar informadas por la evidencia epidemiológica local y los factores de riesgo para la adquisición del VIH.

 

Guías de la OMS de uso de la PrEP de 2015 en inglés en éste link. Actualización sobre la política de PrEP en inglés en este link. Otras publicaciones sobre PrEP en este link.