Please reload

Entradas recientes

Relaciones de poder en los tiempos de la PrEP

April 16, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

Desafiar la patente de la Truvada

 

Su promesa es tentadora: terminar con la epidemia de VIH sin una vacuna. ¿Pero cómo? En un artículo de opinión publicado esta semana en The New York Times, dos prominentes activistas del VIH y un médico argumentan que "la solución viene en píldora", aunque es muy costosa.

 

"Usado como se indica, es uno de los métodos más efectivos para prevenir una infección viral jamás descubierta, tan buena como la vacuna contra la polio, el milagro de la medicina moderna". Los autores, Peter Staley, James Krellenstein y Aaron Lord, culpan a la "política deficiente" y al "aumento de los precios farmacéuticos" por hacer de la PrEP "un lujo en lugar de un imperativo", y tienen un plan para cambiar esto.

 

Staley dijo que un programa nacional de PrEP podría terminar con la epidemia de VIH en los Estados Unidos, pero dijo que costaría miles de millones de dólares al año a menos que el precio del medicamento se redujera significativamente. Cuando Truvada fue aprobado como PrEP en 2012, el suministro de un mes costó aproximadamente $ 1,200. El precio se ha incrementado en los seis años transcurridos desde entonces, y hoy en día, el precio promedio de venta al público en una farmacia de EE. UU. es de aproximadamente $ 2,000 al mes, según GoodRx. En casi todos los demás países, Truvada genérico está disponible por menos de $ 100 por mes. Los representantes de Gilead, sin embargo, dicen que la mayoría de los estadounidenses con PrEP reciben las píldoras de forma gratuita mediante el uso de sus tarjetas de asistencia de seguro y copago.

 

A principios de este año, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estimaron que 1.1 millones de estadounidenses están "en riesgo sustancial de contraer el VIH y deberían recibir PrEP". Mientras que la cantidad de personas que toman Truvada con fines de prevención ha aumentado constantemente en los EE. UU., datos recientes proporcionados por Gilead Sciences estiman que solo 167,000 personas están tomando el medicamento.

 

Recientemente, ONUSIDA estimó que, globalmente, los hombres que tienen sexo con hombres tienen 28 veces más probabilidades de adquirir el VIH que sus contrapartes heterosexuales. En las ciudades que cuentan con sólidos programas de prevención del VIH y hacen que la PrEP sea fácilmente accesible, como Nueva York, San Francisco y Washington, D.C., la cantidad de nuevos diagnósticos de VIH ha disminuido consistentemente desde 2012. La ciudad de Nueva York revisó sus clínicas de salud sexual y creó "el VIH se detiene", considerado el estándar de oro en la prevención del VIH. En lugar de retrasar el inicio de la PrEP o el tratamiento del VIH, una persona puede salir de la clínica con una botella de Truvada o sus tratamiento de ser positiva, el mismo día. Pero Staley dijo que esto tiene un costo: el programa de Nueva York está tomando prestado de otros programas de salud, dijo, y todavía está "arruinando su presupuesto".

 

Marchando sobre los derechos

 

Si todos los miembros del grupo de personas en riesgo sustancial comenzaran la PrEP mañana, Staley afirma que los nuevos casos de VIH colapsarían y que la epidemia se detendría en Estados Unidos. Pero él y otros activistas dicen que esperaron seis años desde la aprobación de Truvada por primera ves con fines de prevención, y hasta el momento, menos del 10 por ciento de las personas que deberían tomar PrEP están tomando la píldora diaria.

 

 

Staley dijo que la idea del movimiento #BreakThePatent se engendró hace poco más de un año después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos tomó una decisión inesperada. "La FDA nos sorprendió a todos al aprobar Teva Pharmaceutical para hacer un Truvada genérico", dijo Staley. "Ninguno de nosotros lo vio venir, y la FDA nos decía que Truvada genérico estaría en las tiendas dentro de unas semanas". Pero eso nunca sucedió. En las farmacias estadounidenses, el único medicamento para PrEP actualmente disponible es el fabricado por Gilead: Truvada. Cuando lo genérico nunca se materializó, los activistas de PrEP4All, el grupo detrás del movimiento #BreakThePatent, hablaron con expertos en patentes y descubrieron un aspecto poco conocido de la Ley Bayh-Dole de 1980, también conocida como la Ley de Enmiendas a la Ley de Patentes y Marcas. Este aspecto de la legislación, llamado "derechos de marcha", proporciona un método para que el gobierno rompa la exclusividad de una patente. Los derechos de acceso ininterrumpido le permiten al gobierno exigir que el titular de una patente "otorgue una licencia no exclusiva, parcialmente exclusiva o exclusiva en cualquier campo de uso a un solicitante o solicitante responsables", si tal acción es necesaria para aliviar las necesidades de salud o seguridad que no están razonablemente satisfechas" por el titular de la patente. 

 

Staley, cofundador de PrEP4All, dijo que los derechos de incorporación podrían aplicarse a Gilead, que según él no satisface razonablemente la necesidad de frenar la epidemia de VIH. Esta es una de las razones por las que Staley y otros activistas argumentan que la compañía no debería tener los derechos exclusivos sobre la droga. Y dado que el presidente Trump ha dicho que bajar los precios de los medicamentos es una de sus "mayores prioridades", y  de muchos otros políticos de ambos lados, los EE.UU debiera comenzar a actuar en consecuencia. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos